Si ya tienes una furgoneta y quieres convertirla en una furgoneta camper o estás pensando en comprar una furgoneta para luego camperizar,  debes saber que existen opciones en el mercado que son las tradicionales y otras que te facilitan mucho esta idea de camperizar una furgoneta.

Camperizar furgoneta camper opción tradicional

La opción tradicional es buscar un taller de furgonetas camper que te transforme tu furgoneta normal en una furgoneta camper, es decir, primero has de elegir el taller adecuado a tus necesidades, gustos, inversión que quieres realizar, tiempo en que te tardar en camperizar la furgoneta y otros muchos factores como el diseño a realizar, acabados conseguidos y demás.
Esta opción en la mayoría de los casos suele ser bastante complicada ya que son muchos los factores que hay que tener en cuenta y no son fáciles de asimilar por alguien que es profano en la materia, al final, el factor suerte es importante, es decir, caer en manos de un taller que tenga buen hacer y te hagan lo que le has pedido y que te lo ejecuten de forma correcta, que no de problemas pasado el tiempo.
Esta forma de camperizar tu furgoneta es laboriosa, lleva tiempo, por lo que has de dejar tu furgoneta en un taller varias semanas y claro, los contratiempos que ello supone quedarte sin furgoneta a no ser que tengas posibilidad de un segundo vehículo.  También hay que tener en cuenta que operario te va a realizar la furgoneta camper por que al ser un trabajo completamente artesanal, no todos los operarios trabajan de la misma manera y hay que tener la suerte de caer en manos de un buen artesano. En fin, a pesar de que camperizar una furgoneta de forma tradicional es una de las opciones a elegir, hay que decir que no en todas las ocasiones el resultado conseguido es el esperado por todo lo expuesto anteriormente, como se suele decir, hasta cierto punto te la juegas.

Camperizar furgonetas camper con ¡Furgomania!

Fruto de una larga experiencia en el mundo de las furgonetas camper, en Furgomania llegamos a la conclusión de que la mejor forma de camperizar una furgoneta era tener un catálogo cerrado que los clientes pudieran elegir de antemano y ver con claridad, de forma que siempre sepas cuando va a ser el resultado final y no te la juegues a la hora de tener tu furgoneta camper.
Durante años fabricamos de forma tradicional, construimos a mano más de 200 furgonetas camper, y con nuestra experiencia nos fuimos dando cuenta que las necesidades de los clientes eran coincidentes en la gran mayoría de casos.
Fruto de estos conocimientos fuimos elaborando un catálogo de kits para furgonetas camper que cumpla con la gran mayoría de las necesidades de nuestros clientes y así, con un catálogo cerrado, nuestros clientes podían elegir el kit camper que más se ajustaba a sus necesidades.
Después de realizar un amplio catalogo nuestros clientes nos pedían más mejoras, esta vez nos pedían que los kits fueran de quita y pon, es decir, que en cualquier momento pudieran extraer el kit de la furgoneta camper y convertirla en una furgoneta normal, exactamente en la furgoneta que tenían cuando la compraron al fabricante.
Lo que se conseguía con esto era principalmente evitar tener que pasar ITV, evitar gastos de papeleo en ingenieros, talleres, laboratorios e ITV … la verdad es que la idea era genial pero había que saber llevarla a cabo.
Una vez más nos pusimos a pensar cómo hacerlo, nos pusimos a mejorar lo que ya hacíamos y nos surgió la idea técnica de sujetar los kits a la furgoneta camper única y exclusivamente a las argollas de sujeción de la carga, idea por la que nos concedieron una patente.
A esta patente la llamamos kits autoinstalables (marca registrada)

¿POR QUÉ LOS KITS AUTOINSTALABLES NO NECESITAN INCLUIRSE EN LA FICHA TÉCNICA DEL VEHÍCULO?

Nuestro sistema patentado consiste en dos módulos realizados a la medida que encajan perfectamente en el interior del vehículo, se sujetan a la furgoneta única y exclusivamente usando tan solo las argollas de sujeción de la carga,  no es preciso modificar la furgoneta en ningún aspecto, ninguno, esta característica técnica y el hecho de no superar la altura de los asientos traseros, hacen de los kits auto-instalables sean considerados una carga más, no un equipamiento camper, razón por la cual no se necesitan incluir en la ficha técnica del vehículo.

EN EL VIDEO TE LO EXPLICAMOS EN UN MINUTO 

YouTube video